Intercesion

Cubrimos constantemente en oración a la congregación, sus pastores, líderes y siervos, para que cada decisión que se tome sea direccionada por el Espíritu Santo, para que podamos cumplir su voluntad en todo.

Fundamentos:

  • Dios busca intercesores, “Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de esta tierra, para que yo no la destruyese, y no lo hallé” Ezequiel 22:30.
  • Él promete respuesta. “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados y sanaré su tierra” II Crónicas 7:14
  • Jesús es nuestro mejor ejemplo: “Cristo es el que murió; más aun el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros” Romanos 8:34b.
  • Todos los creyentes estamos llamados a interceder: “Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres” Timoteo 2:1

Objetivos:

      Interceder por la unidad dentro de la congregación, y en toda la Iglesia de Cristo, y por sabiduría espiritual y mayor conocimiento de Cristo, para que se desate el avivamiento esperado.

      Interceder por los proyectos y actividades de cada uno de los ministerios que conforman la congregación, sabiendo que todas, desde su radio de acción, trabajan con el objetivo común de alcanzar las familias para Cristo.

      Interceder por las necesidades específicas de los miembros de la congregación, y de las personas particulares que lo soliciten.

      Interceder por nuestra nación en todas las áreas, confesando pecados y reclamándola para Cristo.

      Interceder por todos aquellos que aún no conocen a nuestro Señor Jesucristo, para que puedan tener con Él un encuentro personal que transforme sus vidas.

Deja una respuesta